Sabda Brahman Anahata Nadam Om Surat Yoga


Sabda Brahman
Anahata Nadam Om
Surat Yoga





Revisión y corrección:

Mahatma Brahmachary Krishananda Ji



Estudio Avanzado


Los aspectos Sabda, de las etapas de la consciencia amorfa se explican en las multitudinarias ideas concretas expresadas en el lenguaje del mundo mental, la contraparte del universo objetivo. Mas para los tres últimos estados del Sabda-Brahman está en forma de Kundalini Shakti en el Muladara Chakra.

En la Kundalini es Para-Sabda.


Este se desarrolla en las Matrikas o “madrecitas” que son las formas sutiles de las letras manifiestas densas - Varna -. Las letras forman sílabas - Pada - y las sílabas crean frases - Vakya -, con las que se componen los elementos del Mantra.

Parasabda en el cuerpo evoluciona en Pasyanti Sabda o Shakti de los movimientos generales - Samanya Spandam - ubicados en la región que va desde el Muladhara hasta el Manipura, asociado con Manas - la mente -.


Luego en el sector ascendente hasta Anahata Chakra se convierte en sonido Madhyama o Hiranyagarbha con el movimiento particular - Visesa Spandam - que se asocia con el Buddhi-Tattva. Váyu-Tattva, al seguir ascendentemente hacia la garganta -Vishudi -, se expresa en la palabra hablada que es Vaikharí o Virat Sabda.


Ahora es cuando el Mantra sale de la boca y lo capta el oído. Debido a que el movimiento cósmico único produce la mente ideativa y su Sabda correspondiente, y los objetos conocidos o Artha, la fuerza creadora del universo se identifica con las Matrikas y Varnas, y se dice que Devi - la Diosa - está en las formas de las letras de la A a la Ha, que son las expresiones densas que evolucionan en el universo de la mente y la materia. Estos Varnas, por la misma razón, se asocian con ciertos centros vitales y fisiológicos que se producen mediante el mismo poder que hace nacer las letras.

En virtud de estos centros y su área controlada en el cuerpo, prosiguen todos los fenómenos de la psicosis humana y mantienen al hombre en la esclavitud.


La fuerza creadora es la unión de Shiva y Shakti, y cada una de las letras - Varna -, nace de allí y por ello son parte de esa Fuerza, y por lo tanto, son Shiva y Shakti en aquellas formas particulares. Por esta razón el Devata y el Mantra compuesto por letras son una sola unidad, Mantras están constituidos por letras - Varna -. Las letras son Matrika. Matrika es Shakti y Shakti es Shiva. A través de Shakti, una con Shiva, Nada-Shakti, Bindu-Shakti, el Sabda-Brahman o Para-Sabda, surgen la Matrika, Varna, Pada y Vakya del Mantra deletreado o Sabda manifiesto.


¿Pero qué es el Sabda o Sonido? El Sonido - Sabda - que es la cualidad - Guna - del éter - Akasha - y es sentido por el oído, es doble, a saber, deletreado - Varnamaka Sabda - e indeletreado o Dhvani - Dhvanvat-maka Sabda -.

Este es causado por el choque de dos cosas juntas, y aparentemente carece de sentido. El Sabda, por el contrario, que es Anahata (término aplicado al Loto del Corazón), es aquel sonido de Brahman que no es causado por el choque de dos cosas.


El sonido deletreado está compuesto por frases - Vakya -, palabras - Pada - y letras - Varna -. Ese sonido tiene un significado. El Sabda que se manifiesta como palabra se dice que es eterno. Esto lo niegan los Naiyayikas diciendo que es transitorio. Una vez pronunciada la palabra, desaparece. Esta opinión la niega el Mimamsa diciendo que la percepción del sonido deletreado deberá distinguirse del sonido deletreado mismo.


La percepción se debe al Dhvani causado por el golpe del aire en contacto con los órganos vocales, a saber, el cuello, el paladar, la lengua, etc. Antes que haya Dhvani debe existir el golpe de una cosa contra otra. No es el mero choque lo que constituye el Sabda deletreado. El choque lo manifiesta.


El sonido deletreado es producido por la formación de los órganos vocales en contacto con el aire; esta formación responde al movimiento mental o idea que, mediante la voluntad busca de esa manera la expresión externa en el sonido audible.


Esta percepción es transitoria, pues el Dhvani que manifiesta las ideas en el lenguaje lo es. Pero el sonido deletreado como es en sí, es decir, como la Consciencia que manifiesta la Idea expresada en la palabra, es eterno.

No fue producido en el momento en que fue percibido. Sólo se manifestó mediante el Dhvani. Existió antes, y existe después, tal manifestación, así como la jarra de una habitación oscura revelada por el destello de un relámpago no es producida entonces, ni cesa de existir al cesar de ser percibida a través de la desaparición de lo que la pone de manifiesto, el relámpago.


El aire en contacto con los órganos vocales revela el sonido en forma de letras del alfabeto, y sus combinaciones en palabras y frases. Las letras son producidas para el oído por la persona que desea hablar, y se toman audibles para el oído de los demás a través de la actividad del sonido indeletreado o Dhvani. Al ser éste solamente el que pone de manifiesto, el Sabda deletreado es algo distinto a lo que lo pone de manifiesto.


Antes de describir la naturaleza del Sabda en sus diferentes formas de desarrollo, es necesario entender la psicología hindú de la percepción.


A cada momento el Jiva está sujeto a las innumerables influencias que caen sobre él de todos los sectores del Universo. Sólo llegan a su Consciencia las que atraen su atención y son escogidas por su Manas - mente -.


Este atiende a una u otra de estas impresiones sensorias y las transmite al Buddhi - intelecto -. Cuando un objeto - Artha - es presentado a la mente, y percibido, la mente adquiere la forma del objeto percibido. Esto se llama Vritti - modificación - mental y el objeto del Yoga es suprimirlo. Así la mente como Vritti es una representación del sujeto exterior.


Pero en la medida en que sea esa representación, la mente es tan objeto, como el objeto exterior. Este, es decir, el objeto físico, se llama objeto denso - Sthula Artha -, y el primero o impresión mental se llama objeto sutil - Suksma Artha -.


Pero además del objeto está la mente que lo percibe. De esto se desprende que la mente tiene dos aspectos en uno de los cuales es la perceptora y en el otro lo percibido en la forma de la formación mental - Vritti -, que en la creación precede a su proyección externa, y después de la creación sigue como la impresión producida en la mente mediante la sensación de un objeto físico denso.


La impresión mental y el objeto físico se corresponden exactamente, pues el objeto físico es, de hecho, una proyección de la imaginación cósmica, aunque tiene la misma realidad que la mente; ni más ni menos.


La mente es entonces conocedora - Grahaka -, y conocida - Grahya -), reveladora - Prakashaka -, y revelada - Pragasya -, denotadora - Vacaka - y denotada - Vacya -. Cuando la mente percibe un objeto, se transforma en la forma de ese objeto.

Así la mente que piensa en la Divinidad que venera al Ishtadevata, al fin, a través de devoción continuada, se transforma a semejanza de ese Devata.

Al permitir de esa manera que el Devata ocupe la mente durante largo lapso, se torna tan pura como el Devata.


Este es el principio fundamental del Sadhana, la práctica religiosa.


El objeto percibido se llama Artha, término que deriva de la raíz “Ri”, que significa obtener, conocer, gozar. Artha es lo que se conoce y que, por lo tanto, es objeto de goce.

La mente como Artha, es decir, en forma de impresión mental, es exacto reflejo del objeto externo o Artha denso. Así como el objeto externo es Artha, de igual modo es la forma mental sutil e interior que le corresponde. El aspecto de la mente que conoce se llama Sabda o Nama - nombre - y el objeto en el que es su propio objeto o se conoce se llama Artha o Rupa - forma -.


El objeto físico externo, del cuál éste es una impresión en el individuo, es también Artha o Rupa, y la palabra hablada es el Sabda exterior. La mente es de esa manera, desde el aspecto Mantrico, Sabda y Artha, términos correspondientes al Nama y Rupa Vedanticios, y conceptos objetivizados.


El Mayavada Vedánta dice que toda la creación es Nama y Rupa. La mente como Sabda es el Poder - Shakti -, cuya función es distinguir e identificar - Bhedasamsargavirtti-Shakti -.


Así como el cuerpo es causal, sutil y denso, de igual modo es el Sabda, del que hay cuatro estados - Bhava - llamados Para, Pasyanti, Madhyama y Vaikharí.


El sonido Para es el que existe en la diferenciación del Mahabindu antes de la manifestación real. Este es Sabda inmóvil y causal en la Kundalini, en el centro Muladhara del cuerpo. Su aspecto en el que comienza a moverse con un movimiento general, es decir, no particularizado - Samanya Spandam -, es Pasyanti cuya ubicación es desde el Muladhara hasta el Manipura Chakra, el próximo centro.


Aquí se asocia con Manas. Estos representan al aspecto de Ishvara inmóvil y que se mueve por primera vez, correspondiente al Sabda. El Madhyama Sabda se asocia con Buddhi intelecto -.


Es el sonido Hiranyagarbha - Hiranyagarbharupa -, que se extiende desde Pasyanti hasta el corazón. El sonido Madhyama que es la “nominación” interior mediante el aspecto cognoscitivo del movimiento mental, como asimismo su Artha u objeto - Artha -, sutil - Suksma -, pertenecen al cuerpo mental o sutil - Suksma o Linga Sharira -.


La percepción depende de la distinción y la identificación.

En la percepción de un objeto la parte de la mente que identifica y distingue, y así “denomina”, o la parte cognoscitiva es, desde el aspecto Sabda, el Sabda sutil: y la parte de éste que toma la forma del objeto y lo constituye - forma que corresponde a la cosa externa -, es el Artha sutil.

La percepción de un objeto es entonces consiguiente al funcionamiento espontáneo de la mente en su doble aspecto como Sabda y Artha, que son una relación recíproca Indisoluble como conocedora - Grahaka -, y conocida - Grahya -. Ambas pertenecen al cuerpo sutil. En la creación, el primero que apareció fue el sonido Madhyama.

En ese momento no hubo Artha externo. Luego la Mente Cósmica proyectó este Madhyama Artha interior en el mundo de la experiencia sensoria y lo denominó con la palabra hablada - Vaikhari Sabda -.

El Vaikhari Sabda o Sabda último es la palabra hablada, que evoluciona en la garganta y sale de la boca. Esto es Virat Sabda. Por tanto, el Vaikhari Sabda es el lenguaje o el sonido denso deletreado. Su Artha correspondiente es el objeto físico o denso que es denotado por el lenguaje. Este pertenece al cuerpo denso - Sthula Sharira -.


El Madhyama Artha es la impresión mental del objeto denso.

El movimiento interior del pensamiento en su aspecto como Sabdartha y considerado en su aspecto conocedor - Sabda - , y como el objeto sutil conocido - Artha -, pertenece al cuerpo sutil - Suksma Sharira -.

La causa de estos dos es el primer movimiento general hacia la ideación particular - Pasyanti - desde la causa inmóvil Para Sabda o Palabra Suprema.

De manera que preceden y conducen hacia el lenguaje hablado dos formas de palabra interior u oculta, causal, sutil, que acompañan al movimiento mental.

Las formas interiores del movimiento ideativo constituyen el aspecto sutil, y el sonido pronunciado, el aspecto denso del Mantra que es el Sabda-Brahman manifiesto.


El Sabda denso llamado Vaikhari o palabra pronunciada, y el Artha denso u objeto físico denotado por esa palabra son la proyección del Sabda y Artha sutiles, a través de la actividad inicial del Sabda-Brahman en el mundo de la percepción sensoria densa.

Por lo tanto, en el mundo denso, Sabda significa lenguaje, es decir, frases, palabras y letras que son la expresión de las ideas y son el Mantra. En el mundo sutil o mental, el sonido Madhyama es el aspecto Sabda de la mente que “denomina» en su aspecto como conocedora, y Artha es la misma mente en su aspecto como objeto mental de su cognición. Esta se define como lo externo en la forma de la mente.

De manera que es similar al estado onírico - Svapna -, como Parasabda es el estado inonírico causal - Susupti - y Vaikhari el estado de vigilia - Jagrat -.


E Artha mental es mi Samsara, una impresión dejada en el cuerpo sutil por la experiencia previa, que es recordada cuando el Jíva vuelve a despertar a la experiencia del mundo, y recuerda la experiencia temporariamente perdida en el estado cósmico inonírico - Susupti -, que es la destrucción - Pralaya -.


¿Qué es lo que despierta este Samskara? Como efecto - Kriya -, deberá tener una causa - Karana -. Este Karana es el Sabda y Nombre - Náma -, sutil o denso correspondiente a ese Artha particular.


Cuando se pronuncia la palabra “Ghata” esto evoca en la mente la imagen de un objeto, a saber, una jarra; tal como lo hace la presentación de ese objeto. En el estado Hiranyagarbha, el Sabda, como Samskara, actuó para evocar las imágenes mentales. De manera que todo el mundo es Sabda y Artha, es decir, Nombre y Forma - Nama y Rupa -. Estos dos están asociados inseparablemente.


No hay Sabda sin Artha; ni Artha sin Sabda. La palabra griega “Logos" significa también pensamiento y palabra combinados. Hay así una doble línea creativa, Sabda y Artha: las ideas y el lenguaje junto con los objetos.

La palabra como lo que se oye, o la manifestación externa de Sabda, significa la creación Sabda. La creación Artha son los objetos internos y externos vistos por la visión mental y física.


Desde el punto creador cósmico, primero llega la mente y de éste evoluciona el mundo físico de acuerdo a los madurados Samskaras que conducen a la existencia del universo particular existente.

Por lo tanto, el Artha mental precede al Artha físico que es una evolución en la materia densa del primero. Este estado mental corresponde al de los sueños - Svapna -, cuando el hombre vive solamente en el mundo mental.

espués de la creación que es el estado de vigilia -Jagrat -, hay para el individuo un paralelismo ya existente de nombres y objetos.


La palabra pronunciada es una manifestación de la denominación interior o pensamiento . Este movimiento del pensamiento es similar en los hombres de todas las razas.

Cuando un inglés o un hindú piensa en un objeto, la imagen es igual para los dos, ya sea que la evoque el objeto mismo o la pronunciación de su nombre.

Por esta razón posiblemente, si se acepta la lectura de pensamiento, el que esto realiza, cuyo centro cerebral se halla en rapport con el de otro, puede leer la “palabra” oculta, es decir, el pensamiento, de alguien cuya palabra hablada no puede entender.


Así, si bien el movimiento del pensamiento es similar en todos los hombres, su expresión difiere como Vaikhari Sabda.


Según la tradición hubo una vez un lenguaje universal.


Del Libro: La Tradición Védica, autor:
mahatma brahmachary krishananda


OM


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada